Los temas del blog

Experiencia de un exilio deseado

Estuve toda la semana en un “apartado lugar” donde nos reunimos para evaluar el trabajo de la primera mitad del año. Trabajamos en un proyecto nacional para “aprovechar educativamente las tecnologías”, lo cual significa estrategias metodolóigcas, capacitación y materiales educativos adecuados a una forma distinta de ver la relación entre tecnología y educación. Fue un ejercicio provechoso, que me provocó reacciones encontradas.

En primer lugar, me hizo sentir lo dificil que es eliminar los preconceptos que hemos adquirido por educación (los medios de comunicación educan, también, pero no quieren responsabilizarse de sus efectos, excepto para cobrar por ellos). Aun pensamos en la tecnología como herramienta solamente y no como una forma de pensar, aun pensamos que basta usar un software con contenidos o datos dentro de una sesión de aprendizaje para que ya podamos decir que integramos tecnología, aun pensamos que podemos usar cualquier software para todo (por ejemplo, Word o Power Point para procesar información), aun pensamos que educar innovativamente es enseñar a hacer páginas web en vez de buscar formas distintas de comunicación, dentro de las cuales hay que usar medios web, como blogs, webquest, foros, chat, correo electrónico, y software que haga las páginas web (no diseñarlas, que eso es tarea de los que quieren y pueden diseñar).

En segundo lugar, la realidad nacional vino con nosotros. Quienes ha ido a capacitar a lugares tan alejados (en todo el país), traen el mensaje: “queremos estar al día”, “este medio es imprescindible”, “cómo hacemos con una sola computadora”, “no tenemos internet”, “si el director no quiere, no se puede trabajar”, etc. Entre los obstáculos, están los impulsos, que nos llenan de pasión: más comunicación y más trabajo educativo (las computadoras importan SOLAMENTE si se pueden aprovechar)

En tercer lugar, hay que sistematizar las metodologías, los conceptos, las experiencias. No basta con probar, hay que ordenar y evaluar: eso requiere, en cierto sentido, de un acuerdo nacional, es decir, de estándares que definan una manera de arpovechar la tecnologái, de definirla, de priorizar las aplicaciones educativas de las TIC. Por ejemplo, yo creo que la tecnología es una herramienta transversal que potencia los procesos de investigación, trabajo en equipo y producción de material educativo que TODAS las áreas curriculares a través de estrategias metodológicas definidas que hay que seleccionar (por ejemplo, mapas conceptuales, webquest, proyectos colaborativos, etc.) Hemos hecho un intento de ello el año pasado, ahora se ha sentido que ya tenemos un cuerpo “doctrinario” que falta darle la forma de estándar o propuesta.

Eres bienvenido a compartir...

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>