Los temas del blog

Para integrar la tecnologia

Buscamos la integración de las tecnologías en la educación, que, en el contexto actual, se han focalizado en las llamadas “TIC”, es decir, las tecnologías que optimizan los procesos de información y comunicación. El éxito de estas tecnologías en la vida social se debe, básicamente, a que han optimizado estos procesos porque los han “virtualizado”, es decir, la necesidad de la presencia física del actor se ha reducido al mínimo, con lo que se reduce el tiempo que emplea realmente y se incrementan los efectos, o dicho de otro modo, el empleo de estas tecnologías permite ser más productivo y ubicuo (hacer más con menos, estar en varios sitios casi simultáneamente).

En la educación se aprovecha esta virtualización en la medida que permita el incremento del “tiempo educativo significativo“, es decir, que la interacción entre los agentes educativos se componga de una mayor cantidad de momentos beneficiosos para el aprendizaje y se reduzcan los instantes sin relevancia pedagógica. Las llamadas de atención, la repetición de instrucciones, la corrección de errores simples, las órdenes para distribuir el trabajo, son ejemplos de esto último, mientras que los consejos personalizados, la participación y expresión de ideas, la comparación de trabajos, la expresión de experiencias y su discriminación, son ejemplos de “tiempo educativo significativo“.

El proceso de aprendizaje y enseñanza se ve como un proceso de construcción de conocimiento (entendido éste tanto como representación y como capacidad), en un ambiente adecuado (con herramientas y materiales educativos pertinentes previamente diseñados), donde un componente fundamental es la interacción entre los actores (el aprendiz y el guía, el alumno y el docente). Esta interacción, esta actividad, conduce a resultados visibles, pues se producen materiales educativos como demostración del proceso de construcción del conocimiento.

Visto todo ello de la manera presentada, podemos detectar procesos de información, comunicación y producción en el proceso educativo:

  • Información, al requerir la recopilación o búsqueda, organización y presentación de información de manera coherente, como elementos que componen el conocimiento
  • Comunicación, pues la interacción entre agentes educativos, que no solo involucra intercambio de información, sino también actitudes y valores no siempre evidentes.
  • Producción de materiales educativos, del docente y del alumno, como elementos para facilitar el aprendizaje (docente) o como demostración del aprendizaje (alumno)


Por otro lado, la tecnología nos ofrece maneras para optimizar esos procesos (información, comunicación y producción). Estas maneras no sólo se refieren a “artefactos” y no sólo involucran “software”. Involucran las capacidades implicadas en la investigación, en el trabajo en equipo y en la producción de material educativo. Es en este punto en que confluyen las capacidades curriculares y las posibilidades de las TIC. La educación integra los procesos de la tecnología como métodos y procedimientos, así como el trabajo en equipo lo integra como trabajo colaborativo, y las herramientas son materiales educativos desarrollados con tecnologías. Todo esto implica un conjunto de capacidades específicas, algunas de las cuales se correlacionan con capacidades ya establecidas en el currículo, y las que no, se integran a través de tres actividades educativas que son transversales a dicho currículo y son una manera coherente de aprovechar las tecnologías: la investigación, el trabajo colaborativo o en equipo y la producción de material educativo.

Eres bienvenido a compartir...

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>