Los temas del blog

Abre la puerta

Es de noche y no hay luna que ver. Como otra noche limeña, el techo de nubes se ha cerrado. Digamos que también las ideas y las cosas, no las palabras, ahora.

Ha sido un día cansador, fangoso, de esos que viven la costosa respiración entre hacer lo que no quieres y hacer lo que debes.

Miro el fondo de la tarde, repitiendo conceptos, alterando palabras descuidadas, empujando hacia adelante ilusiones que no son mías sino por simetría.

Me queda la noche, me digo. Pero tengo que terminar trabajos, tengo que alimentar papeles, tengo que. Tal vez deba dejarme llevar por ¿la inercia? ¿la desolación? ¿el aburrimiento?

Escribo ahora para desalojar deseos. Tal vez para encontrar en estos pasos de danza una señal de otro día. O tal vez para decir que soy algo más que estas manos hundiendo sus instantes en el teclado.

Ahora siento que es más fácil ver la luna sobre el techo de las nubes. De alguna manera, desahogarse es una especie de levitación. Y las nubes sólo son vapor de agua.


Foto: Written Voice
Eres bienvenido a compartir...

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>