Los temas del blog

Libro electrónico / e-book, 1

Una idea básica de lo que es un libro electrónico: es la presentación electrónica del conocimiento organizada a la manera de un libro impreso o para funcionar como un libro impreso. Esta presentación puede darse sólo como presentación en pantalla o “software” (agrupando contenidos con una visualización en forma de hojas) o bien introduciendo esta presentación en un aparato lector (hardware especial), distinto de la computadora, del tamaño de una hoja A4 o menor.

Muchas empresas promocionan y venden libros electrónicos. Numerosos sitios de Internet tienen catálogos de “electronic books” (e-books) de temas que van desde la literatura hasta la electrónica misma. Si una institución desea difundir su imagen, no sólo publica folletos o “white papers” en papel, los pone en línea en el conocido formato PDF. EL famoso proyecto Gutenberg desde hace cerca de 40 años está conviertiendo las obras más representativa del mundo (en especial, de la cultura anglosajona) al formato electrónico. Existen en el mercado, enciclopedias muy completas, que antes sólo se vendían impresas. Quizá el ejemplo más saltante es la Real Academia Española de la Lengua, cuya edición última no sólo se presenta en dos volúmenes sino también en CD.

El libro electrónico es un objeto creado por el desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación, pero asimismo es resultado de un cambio en la manera en que nos comunicamos y en la construcción de significados, en la formas de expresión de experiencias y de las formas de presentar la información.
El uso de la tecnología ha cambiado nuestra forma de hacer y de pensar. Las actividades que se realizaban antes de manera oral o inmediata o bien a través del manuscrito o del impreso, hoy se realizan a través de una pantalla, donde se proyectan las letras, las imágenes, los dibujos y las fotos, y desde donde se escuchan sonidos y voces. Por ejemplo, la comunicación con un pariente lejano era por medio de cartas o del teléfono, ahora se utiliza el correo electrónico, el chat o conversación en línea, el teléfono por internet, etc.

Una de las actividades fundamentales de nuestra cultura es la lectura/escritura. Sea bajo la forma del manuscrito o bajo la forma de los libros impresos, dicha actividad ha permitido el desarrollo de ideas y capacidades para el pensamiento, que, por ejemplo han sido la base para el desarrollo de la matemática, la literatura, la ciencia moderna. Y bajo la forma de libro, ha tenido la función social de difundir esos avances y crear una forma de percibir el mundo que es diferente a la de los pueblos sin escritura y sin imprenta.

[Continuará: Ventajas y desventajas del libro electrónico]

¿Qué es Moodle?

En el mundo de e-learning, hay muchos sistemas y software y demás “artilugios”. En general, desde el punto de vista del desarrollo, todos parecen equivalentes. Ofrecen componentes para gestionar y crear contenidos, para establecer comunicación, etc. Pero son raros los casos en que el software empieza a ser creado desde la necesidad del educador y del educando. Generalmente parten de las necesidades de información y comunicación del desarrollador de software. Cuando sucede que el desarrollador es un educador, entonces las herramientas que ofrece no son genéricas, sino específicas. Son las que necesita para crear esa relación tan especial que se llama “aprender juntos”. Moodle, creado por Martín Dougiamas, es una de esas herramientas especiales y entrañables.

Según la documentación de Moodle, “Moodle es un paquete de software para la creación de cursos y sitios Web basados en Internet. Es un proyecto en desarrollo diseñado para dar soporte a un marco de educación social constructivista.”

Pero es mucho más que eso. Es una comunidad con afanes y cultura, con un gran perfil de “ciudadanía virtual”. Es un grupo de educadores que han encontrado un excelente entorno de trabajo y se perfeccionan en ello. Moodle tiene una comunidad de 50,000 usuarios, y creciendo. Es un estándar de facto del e-learning. Eso nos hizo interesarnos, ya hace dos años y medio por él. Y usarlo. Ahora está siendo instalado en todos los colegios de Huascarán, aunque no es fácil darle soporte. Y ahora es el estándar de e-learning de Huascarán.

Hay mucho más, que comentaremos luego, luego.

COMUNICACIÓN, TECNOLOGÍA Y EDUCACIÓN

La comunicación, en tanto que proceso de gestión del conocimiento-experiencia , es el eje en el que se desarrolla una sociedad tecnológica y es el contexto socio-cultural en el que las instituciones se posicionan y crean “la vida social” actualmente.

En este sentido, una sociedad que quiera estar viviendo el pulso de la historia debe estar compuesta por individuos que tengan ciertas competencias requeridas por el entorno tecnológico. Asimismo, las instituciones deben crearse e identificarse con una función social que use los medios tecnológicos.

Por supuesto, que esto no implica el abandono de una cultura, una historia y una tradición nacional o grupal para recibir un estándar socio-cultural global (la idea del “estándar global” proviene de la concepción de la globalización como avasallamiento económico -que no es la única definición útil de globalización-).

Si la comunicación es el eje de la sociedad tecnológica, requerimos usar los medios de comunicación para crear y desarrollar el proceso educativo. La comunicación, en tanto fenómeno socio-cultural, se presenta bajo tres modos (o opciones) que estructuran las situaciones comunicativas: oral, escrito y digital (o electronal o virtual). Las tres deben presentarse integradas.

La creación de un circuito comunicativo electrónico debe servir como un canal para potenciar los otros medios comunicativos, tomando en cuenta que su finalidad es integrar las TIC en el proceso educativo y de aprendizaje.

Para el plano educativo, asumir las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y crear espacios comunicativos con ellas significa verlas como otra forma de comunicar y pensar. Se ha dicho que nuestra época es la era de la información, pero debemos ir más al contexto social y enunciar que es la era de la comunicación, pues la comunicación ya implica información y además supone el pensamiento y el contacto entre seres humanos. En este sentido, las formas de comunicación son la base de la sociedad, porque forman el pensamiento y posibilitan el desarrollo económico y social de individuos y organizaciones.

Por otro lado, podemos decir que las TIC posibilitan una estrecha interrrelación entre la comunicación y el conocimiento, de tal manera que se produce conocimiento a través de su ejecución o realización comunicativa. El conocimiento se convierte en el resultado de interacciones y prácticas (por ejemplo, la PC permite que el escribir un libro implique prácticamente su publicación, porque los datos son fácilmente transportables). Esto significa que la operación de pensar, en el contexto de la tecnología, supone tomar en cuenta las consecuencias en la realidad de ese pensamiento o, dicho de otro modo, “hacemos” las ideas.

¿Cuál es la relación entre educación y tecnología?

Quizá sea un tema poco relevante, pero a mí me parece apasionante. Y lo es porque tengo el alma dividida: amo la poesía y amo el software. Risible. Ingenuo. Esquizoide. No sé. Sucede. Y como sucede y cambio de humor conforme me alternan las impaciencias por una u otro, trato de explicarme.
Ésa fue la primera razón de mi pregunta. Y la segunda razón es: hablan a destajo de la brecha digital, y esta no es sino una variante de la brecha socio-económica entre las naciones. La posesión de la tecnología no convierte a una nación automáticamente en nación plena y feliz. La tecnología no se puede comprar, pues lo que se compra son solo los aparatos, no la actividad social llamada “tecnología”. Y me preocupa que en el Perú haya una mala comprensión de este asunto. Se dejan llevar por el enamoramiento y no ven que tener una computadora y ser un “ser tecnológico eficiente” no son lo mismo. Pero esa es la imagen que nos venden por televisión. Tener una computadora y no saber manejar mi VHS o el contestador del teléfono o hacer una conferencia tripartita por él es una contradicción.
En el fondo es preguntar ¿Cómo mejorar el Perú? y responder (desde el lado que me interesa):

  1. No comprar más tecnología por comprar lo último: no ser consumidores de “gadgets”
  2. Saber cuándo usar la tecnología: a nadie voy a curar de su adicción a las drogas con una jeringa, sólo lo adicciono a una nueva droga.
  3. Crear valor agregado y comprar tecnología como inversión (y no como diversión): no Microsoft, no software comercial, fomentar una cultura del software productivo “made in World” y de la información como bien común.
  4. Pensar en el futuro y no sólo en el público de las 8: la tecnología hoy es una computadora y un iPod, pero mañana será un procesador molecular y quizá después programación neuronal directa, por decir algo.
  5. No toda tecnología es útil: la forma de relacionarse con la tecnología no es el uso, es el aprovechamiento, compre o adquiera tecnología que sirva para sus beneficios, no para sus deseos.

Hasta aquí, mis impaciencias nocturnas. Hasta luego.

¿Cómo la educación aprovecha la tecnología?

En primer lugar, el acceso a la tecnología no es todo. Tener y usar un televisor o un horno microondas no significa saber “sacarle el jugo”, “aprovechar”. El horno microondas es un buen ejemplo. Es un exponente de la tecnología. Sabemos que cocina más rapido. Y nada más. Ah, algunos dicen que sus emisiones producen cáncer. Es una elección simple: si quiero ganar tiempo o si tengo temor. Si me dejo llevar por la publicidad o si me dejo llevar por mi preocupación. Al no ver más allá, al no imaginar “cómo serían las cosas” si lo usara y si conociera diversas maneras de usarlo, es un asunto de SÍ o NO. Pero si nos quedamos ahí, sólo actuamos por impulso, por reacción. Necesito saber más de los beneficios y necesito saber más de las condiciones en que puedo usarlo sin peligro. Necesito “aprender” a usarlo para mi provecho.

La parte importante es la formación del criterio: cuando usar y cuándo NO usar, cuándo me conviene (o conviene a mi familia, a mis alumnos) y cuando no conviene.

La tecnología está al servicio del ser humano. Y el ser humano en sociedad se llama ciudadano. EL ciudadano actúa para ser mejor y ayudar a su sociedad a ser mejor. Para ello, necesita actuar tomando en cuenta las consecuencias de sus acciones, con plena conciencia. Necesita actuar con conocimiento, todos debemos actuar así (a eso es lo que los expertos llaman “sociedad del conocimiento”). Y en relación con la tecnología, antes de usarla, debemos conocerla. Sólo así no nos volveremos unos “consumidores” de tecnología, sino que desarrollaremos la tecnología según las consecuencias positivas que tenga para nosotros, ciudadanos.

Finalmente, ¿dónde está la tecnología? La tecnología no es sólo el aparato (la computadora, el horno microondas), es la actividad social de mejorar el mundo a través de la ciencia. Es lo que hacen las personas con su conocimiento. La tecnología está en la mente del que busca lo óptimo o lo mejor con su saber. Por eso lo importante no es aprender a manejar tecnología, sino aprender a ser ciudadanos en una sociedad del conocimiento.

Página 57 de 57« Primera...102030...5354555657