Los temas del blog

Proceso de integracion de las TIC

Ante todo: ¿qué es integrar las TIC en la escuela? Creo que una buena muestra es el momento en que nuestros estudiantes nos dicen: “para esta tarea, mejor usaré la biblioteca, luego veré qué opinan escribiendo sobre ella en mi blog”. En ese momento, las TIC son un componente útil de mi contexto vital. En ese sentido va lo siguiente.

Si bien la realidad de cada institución educativa es distinta, pueden notarse tres etapas en el proceso de integración: la sensibilización y diagnóstico, la familiarización y consolidación y, finalmente, la institucionalización (como sucede con cualquier innovación).

En la primera etapa, la innovación (en este caso, las TIC en el entorno escolar) son reconocidas como positivas por un grupo pionero de docentes. Este grupo las propone, las articula en su trabajo diario y la institución evalúa esta articulación haciendo un diagnóstico interno. En muchos casos, la sensibilización es más bien para orientar al resto de docentes y a la comunidad educativa sobre una manera pedagógica de aprovechar las TIC, como herramienta en cada área curricular (ante la bien difundida idea consumista de “aprender a usar software de oficina”).

En la segunda etapa, las TIC se establecen como un ingrediente cotidiano de las actividades de muchos docentes y estudiantes, aunque su aplicación plena se limita al grupo inicial. El resto de la institución debe recibir el efecto positivo de esta innovación para que se llegue a consolidar. El equipo inicial de docentes profundiza en su capacitación y puede llegar a convertirse en grupo experto y asesor posteriormente.

En la tercera etapa, la institución decide que es tiempo de ampliar los efectos positivos de la integración de las TIC al conjunto de la institución. Esta etapa debe planificarse cuidadosamente, porque supone que todos los docentes estarán capacitados, que la demanda de la infraestructura instalada aumentará pero que no necesariamente los recursos TIC aumentarán en igual medida. En este punto, la planificación cuidadosa es imprescindible, en lo posible, no hacer un uso indiscriminado de TIC, sino aprovecharlas para tratar los problemas detectados en el proyecto institucional (y otros documentos de la escuela) y para impulsar a los estudiantes a profundizar sus aprendizajes.

Esto es un recorrido ideal, por cierto, ya que no se están tomando en cuenta la influencia de otros factores, como la actitud de los docentes y padres de familia, el nivel económico promedio, la infraestructura instalada requerida (como las instalaciones eléctricas, por ejemplo), la presencia o influencia de los medios de comunicación, los factores culturales (como el idioma, las costumbres locales, la iconografía o simbología predominante, etc.). Podemos decir que este recorrido por las tres etapas es el escenario ideal, en el que la receptividad o pro-actividad son evidentes. Más adelante trataré algunos tópicos que nos ayuden a recorrer caminos más escarpados y menos ideales.

[Agradezco a Adriana, del blog “Novas Tecnoloxías e profesorado“, por una amabílisima respuesta a un comentario mío en su blog, donde se fija que esta temática del proceso de integrar las TIC no la he tocado en este espacio. Si bien algo he escrito, como en “Aprender es difícil para el profesor“, de verdad he dejado ese muro sin pintar, ¡diantre! Prometo tenerlo bien puesto, quizá con un fresco ‘a lo Da Vinci’]

Eres bienvenido a compartir...

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>