Los temas del blog

Calidad educativa y TIC

De cabezaNo es fácil medir la contribución de las TIC en el incremento de la calidad educativa. En sí mismas, las TIC no son un factor independiente. Son ubicuas y, por lo tanto, primero es determinar exactamente qué es TIC. ¿Debemos incluir como TIC sólo a los artefactos (computadoras, celulares, pizarras digitales, etc.)?, ¿implicamos a las capacidades y actitudes que suponen manejarlas?, ¿vamos más allá e incluimos las capacidades y actitudes que suponen generarlas o producirlas?, ¿introducimos los criterios que permiten seleccionar las TIC pertinentes?, ¿agregamos las herramientas de gestión de conocimiento que están asociadas a estas últimas capacidades, actitudes y criterios? Aquí hay dos visiones contrapuestas de lo que son las TIC: la funcional y materialista, que las identifica con los artefactos y sus destrezas asociadas, y la amplia y social, que las define como una actividad social y que toma en cuenta capacidades, actitudes, hábitos, roles sociales. Me inclino por la segunda, claro. Y esto porque siempre he considerado que la tecnología es una forma de vida, como el arte, la ciencia, la religión.

Si esto es la tecnología, “y las TIC son su profeta“, entonces, ¿cuál es su contribución en la mejora de la calidad educativa? Aquí es donde debemos tener un modelo de calidad educativa, es decir, una disposición estructurada de factores, articulados según grado de incidencia, que describan los resultados que llamamos “calidad educativa”. Creo que el modelo propuesto por la UNESCO en su documento “Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo 2005” es suficentemente comprensivo y saca partido de un análisis detenido de las investigaciones y enfoques pedagógicos distintos. En este gráfico (aquí) se visualiza el modelo. Básicamente, plantea que la calidad se conforma con resultados en los siguientes ítems:

a. Competencias básicas en lectura, escritura, aritmética y aptitudes prácticas para la vida cotidiana
b. Competencias creativas y afectivas
c. Valores
d. Ventajas sociales

Y para ello, dichos resultados dependen directamente de tres factores: los “aportes facilitadores”, las características de los educandos y el contexto. En especial, destaca dentro de los “aportes facilitadores” el proceso de enseñanza y aprendizaje, que considera los siguientes ítems:

1. Tiempo de aprendizaje
2. Métodos pedagógicos
3. Evaluación, información y contenidos
4. Tamaño de las clases


Empezando por estos cuatro ítems, podemos detectar posibles intervenciones de las TIC. Por ejemplo:

a) disminuyen el tiempo de aprendizaje sin disminuir el logro
b) incrementan el número de métodos pedagógicos disponibles y refuerzan métodos pedagógicos constructivistas (basado en el aprendizaje significativo y de construcción social del conocimiento),
c) facilitan las evaluaciones procesales (es decir, aquellas que son evaluaciones que aportan directamente en el aprendizaje), o, finalmente,
d) permiten atender un número mayor de estudiantes (condición existente en muchos países desfavorecidos) sin disminuir la atención personal


Ciertamente, ninguna de estas contribuciones es realista si solamente consideramos la intervención de las TIC como colocación de “artefactos” y una capacitación “instrumental”, porque cuando se hace así los estudiantes tratan de reducir el uso educativo de ellos a lo estrictamente necesario para cumplir con las evaluaciones y buscan más tiempo para “disfrutar de sus intereses”. Por eso hay que incluir las TIC como una actividad social, en un contexto social de aprendizaje. Y, por ello mismo, es absolutamente cierto lo que se dice en el informe mencionado (UNESCO, “Informe…”, p. 88):

“(…) para mejorar los resultados del apredizaje no basta con proporcionar suficientes recursos –aprovechados eficientemente por docentes que recurren a las prácticas más idóneas– y una estructura de incentivos adecuada. También puede ser necesario influir en la manera en que alumnos y docentes viven y trabajan en la escuela. (…)
Por lo tanto, para las escuelas la mejor manera de aumentar el aprovechamiento escolar estriba en reducir la distancia que media entre su propio ideal social y el de sus alumnos, de modo que haya el menor número posible de alumnos que opten por pertenecer a grupos sociales cuya actitud es incompatible con el aprendizaje.”


No basta el artefacto, necesitamos una integración de las TIC que involucre capacidades, actitudes, criterios, y que Mmm...implique estar al servicio de las capacidades fundamentales que son meta de la calidad educativa requerida en cada país (y no centrarnos en ellas mismas). La verdadera contribución de las TIC en la calidad educativa es la integración de las capacidades, actitudes y criterios para aprovecharla en beneficio personal (desarrollo del yo) y social (para apoyar e innovar en mi comunidad).

Eres bienvenido a compartir...

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>