Los temas del blog

PROYECTO NACIONAL DE INTEGRACION DE TIC EN LA EDUCACION

¿adónde vamos?
La tecnología es un fenómeno social que ha ampliado los límites de lo humano, proponiendo nuevas posibilidades de solución a antiguos problemas, definiendo o caracterizando la época en que vivimos a través de sus conceptos fundamentales (que sólo en esta época son capaces de moldear, alterar o modificar las relaciones sociales). Tanto como la religión, la filosofía, la ciencia o el arte, la tecnología constituye en estos momentos una forma de vida y una manera de percibir y actuar en el mundo.

Mencionemos algunos hechos a los que la educación debe dar respuesta o crear los criterios para que los futuros ciudadanos respondan y actúen con responsabilidad y conciencia crítica:

  • El incremento exponencial de la información
  • La ubicuidad de la conectividad y la comunicación
  • La posibilidad de manipular la información genética
  • La capacidad e intenciones de modificar rápida y radicalmente el medio ambiente
  • La aglomeración urbana o formación de núcleos urbanos que son un entorno “natural” por sí mismos
  • La alteración de la conducta a través de químicos

Esta primera demanda, que es una demanda de la modernidad y un reto para el país, converge con una segunda demanda, interna, que proviene de nuestra realidad nacional, que incluye su carácter multicultural y geográfico especial y nuestras grandes desigualdades sociales. El modo en que se atiende actualmente la primera demanda y se desarrollan actualmente las tecnologías de la información y la comunicación en el campo educativo amenaza con perpetuar desigualdades y hacerlas más profundas y graves, porque se orienta la atención con criterios restrictivos de mercado y consumo (un ejemplo es la aparición de la versión quechua de software comercial, que no busca desarrollar la identidad cultural ni la creatividad empresarial sino crear nuevos espacios de tecno-dependencia). Hay necesidad de mejorar la calidad de los servicios ofrecidos a los sectores pobres en el campo y la ciudad, a las poblaciones indígenas y a todos los grupos sociales afectados por algún tipo de inequidad.

Los dos retos planteados enmarcan el rol estratégico del proyecto, en la medida que para integrarnos en la modernidad y atender a nuestra realidad multicultural y compleja las tecnologías de la información y la comunicación pueden ser una herramienta eficaz y eficiente. Pero esto sólo sucederá si estas tecnologías son abordadas de manera integrada (no desagregada en muchos proyectos e iniciativas), transversal (en apoyo a todos los aspectos del sistema educativo nacional) y educativamente pertinente (integrándolas en el currículum a través de las estrategias de aprendizaje de cada área curricular, es decir, no separándolas en un área curricular propia).

La intervención radica, esencialmente, en plantear el tipo de relación entre la educación y las tecnologías de información y comunicación que sea más conveniente para contribuir a resolver los problemas de la educación en el Perú, aplicando criterios de pertinencia, eficiencia y eficacia. Una síntesis apropiada sería establecer, como orientación general, el aprovechamiento educativo de la tecnología, que consiste en “optimizar el uso de la tecnología según los escenarios educativos para obtener el máximo beneficio medible en términos de logros de aprendizaje”. Es decir, que se parte de ubicar las necesidades (identificar el provecho o beneficio), se analizan las fortalezas de la tecnología (identificar las características del objeto a aprovechar) y finalmente se establece qué aspectos son convenientes para conseguir mejoras en el aprendizaje. Esto implica comprender la tecnología, saber de qué tecnología se dispone y cómo mejorarla, y saber cuándo aplicarla y cuando NO aplicarla en situaciones de aprendizaje.

En este sentido, las instituciones educativas deben caracterizarse por buscar un mejor índice de aprovechamiento educativo de las tecnologías y este índice debe ser la finalidad fundamental de todas las políticas educativas relativas al tema. Sin embargo, no apreciamos una orientación hacia el aprovechamiento educativo en las políticas nacionales, sino una orientación al incremento del uso, y la idea de que el mercado mismo genera el buen uso. En este caso, el de las TIC, la mayoría de los ejemplos de uso se reducen a “un mejor consumo” o “ser cool”. Empecemos dando el ejemplo: propongamos un nuevo rumbo…

Eres bienvenido a compartir...

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>