Los temas del blog

Estrategias para aprender conceptos

En la entrada anterior1, terminé con un video en el que Carl Sagan explicaba el concepto de "dimensión" por medio de una situación y utilizaba algunas ayudas materiales. Digamos que ésa sería una explicación que podría dar un docente ante sus estudiantes. Encontré este otro video, con el mismo contenido, pero elaborado para ser una situación, es decir, es un video que narra la una aventura de un personaje, de tal manera que es más fácilmente asimilado por estudiantes que no estén acostumbrados o que no prefieran un método expositivo. Veamos el video:

En este caso, los componentes y las aplicaciones del concepto se han convertido en acciones de personajes. Por ejemplo, en el minuto 3 del video, la bolita azul, que es uno de los protagonistas dice: "¿Quién ha hablado? ¿dónde estás?" y eso es equivalente a decir: "en un mundo bidimensional, la interacción con objetos y seres de mundo bidimensionales produce observación de hechos inexplicables".

Todo concepto produce una acomodación de la realidad, un ordenamiento de nuestras percepciones y de los objetos del que carecíamos antes de asimilar dicho concepto. Cuando la bolita azul de nuestro video le pregunta al personaje gigante (para ella) y volador si es un dios, está manejando lo que sucede desde su perspectiva, y explica lo inexplicable por medio de poderes que están fuera de su alcance. Cuando comprende que pueden existir más de dos dimensiones, ordena de manera distina sus percepciones y ya no cree que el grandote volador sea un dios.

Eso significa que aprender un concepto implica un antes y un después en nuestra forma de describir lo que percibimos. Para la bolita azul, las cosquillas inexplicables y la voz sin cuerpo que percibía ya no son fenómenos imposibles o supernaturales, sino manifestaciones de la interacción con un ser de tres dimensiones. Primero, entonces, hay que hacer una lista de "percepciones" o una descripción de las situaciones antes de tratar de aprender un concepto. Luego, se empieza a usar el concepto y se observa cómo cambia esa descripción.

Un ejemplo de cómo cambia esa percepción de la realidad la podemos leer en un cuento corto  titulado Ton-tin-ton (cortito, ciertamente, pero punzante) de Yuan2 en el blog Cuentos cortos en un blog con título largo, que cito aquí por su tamaño3.

Ho Hsueh no es como sus compañeros de estudio: es un niño taiwanés radicado en Santo Domingo. No le gusta el colegio, dice que los niños se mofan de él por ser diferente a los demás. No le gusta el colegio… Hoy, la «profe» de biología ha puesto una tarea: cada niño, en su casa, deberá buscar un lugar silencioso para escuchar los sonidos de la naturaleza e identificarlos: el mover de las hojas, el canto de los grillos, el soplo de la brisa, el ladrido del cachorro…

Ho Hsueh está encerrado: en su habitación y en sí mismo. «No me gusta la tarea de biología», repite su pensamiento.

En medio de su esfuerzo, ruge la alarma del carro de Mabel, la vecina: «Tontín tontín tontín…».

Ho Hsueh no puede oír otro sonido fuera del «tontín tontín tontín…». «¿A quién insulta el carro diciendo: “tontín tontín tintín”?», se pregunta el pequeño. «¿A Mabel, al ladrón del carro o a mí?… Mabel es mujer, el ladrón no está… entonces… ¡hasta el carro se burla de mí!». Ho Hsueh cierra sus ojos y se imagina el rostro burlón del carro. Laura, la mamá del niño, entra a la habitación y descubre que tiene sus ojos cerrados.

«Amor, ¿qué te pasa?», Laura le extiende sus brazos.

«Es que el carro de Mabel me desprecia, me grita: “tontín tontín tontín”». Ho Hsueh se deja abrazar por su mamá.

Ella sonríe con ternura, cuando le aclara: «Cielito mío, el carro no dice: “tontín tontín tontín”; si escuchas bien, dice: “tinton tinton tinton”. ¡Está tratando de hablar chino porque quiere ser tu amigo! Escúchalo bien: “tinton tinton tinton”». Ho Hsueh se recoge una lágrima cuando escucha: «Tinton tinton tinton». Ríe. Cierra sus ojos para oír mejor, y se imagina el rostro amistoso del carro. Y el miedo se va. Después de todo, el mundo no es tan horrible… Y la tarea de biología… ¡es divertida!

Aquí es claro que lo percibido por la madre y el niño parte de una situación compartida y estímulos que llegan a ambos, pero la percepción es distinta, hasta que la madre plantea una nueva forma de ver. Las razones por las que el niño acepta esa nueva forma de ver, esa nueva conceptualización, no son precisamente "objetivas" ni "argumentadas", pero eso es asunto de otra reflexión sobre el aprendizaje conceptual: una reflexión sobre las situaciones del aprendizaje conceptual y sus finalidades.

Eres bienvenido a compartir...
  1. Para entender el concepto de aprender haciendo []
  2. no hay más información en su perfil []
  3. hay otros cuentos estupendos, como Sospecha, que realmente me provocó una emoción que encontrarás al final, creo: léelo []

1 comment to Estrategias para aprender conceptos

  • Gracias por citar el cuento. He aprendido mucho con esta página. Precisamente, mi esposa está en un doctorado de neurociencias aplicadas a la educación. Investiga sobre cómo percibe el cerebro humano a la hora de aprender algo.
    Saludos desde Nueva York.
    Yuan

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>