Los temas del blog

Problemas con la moral

Éramos un grupo de amigos que se reunían para proponer temas que se convirtieran en artículos de una revista digital educativa en línea. Surgió la posibilidad de escribir sobre obras de arte a propósito de la muerte o nacimiento de algunos artistas. De los artistas mencionados, varios tuvieron una vida “problemática”, que estaba en conflicto con las costumbres de la época o de la nuestra. Y, quizá, más allá de las costumbres, con los valores. Algunos opinábamos que el valor artístico o estético de una obra es independiente de su autor, en la medida que el autor no se “copiaba” en esa obra. Los demás también estaban de acuerdo con ello, pero esta distinción no sería clara o tangible para todos nuestros lectores, en especial para los más jóvenes, que eran un gran sector de nuestro público. El primer grupo, sin embargo, argumentaba que la forma de presentar el tema podría aclarar que sepárabamos el valor estético y los valores desarrollados por el autor en su vida. El segundo grupo re-argumentaba: no importa, los niños y jóvenes tienden a convertir en ídolos a los autores, y más si representan valores que contrastan o se oponen a los valores de los adultos, no separan la persona de sus realizaciones, no tienen conciencia histórica (en suma).

Admitimos los argumentos del segundo grupo y desistimos de la propuesta. En mi fuero interior, entiendo las reservas del segundo grupo, me parecen responsables y razonadas. Y adecuadas al medio, que, al ser una revista digital en línea, no implican un proceso largo y sostenido a través del cual puedan modificarse las actitudes de los niños y jóvenes. Sin embargo, todas estas consideraciones no las toman cientos de miles de sitios web de libre acceso, donde estos mismos niños y jóvenes accederán al mismo contenido pero sin ningún enfoque educativo, serán expuestos a la información “cruda”, en el mejor de los casos, o, recibirán la información proporcionada por los fanáticos o “fans” de los artistas, quienes siempre tratarán de enaltecer a su ídolo. ¿Dónde pueden los niños o jóvenes obtener una versión distinta de esos artistas, una visión que les permita, al menos, empezar a diferenciar el valor de una obra y la vida del artista que la produjo?

Aquí hay un conflicto entre una línea editorial que no debe incluir “temas inadecuados” (inadecuados porque no reciben el tratamiento ‘óptimo’ y porque involucran valores al menos conflictivos) y la necesidad de incrementar las fuentes de información con un buen tratamiento educativo de temas a los que acceden los niños y jóvenes. Quizá en este caso particular la decisión haya sido correcta, pero si sumamos muchos casos particulares entonces nos encontramos con un horizonte sin árboles. Ése es mi temor.


Por ejemplo, leamos el artículo sobre Janis Joplin en Wikipedia, que es una enciclopedia seria, con la condición de leerla con los ojos de un adolescente. Lo que se percibe en esa reseña, aparentemente objetiva, es una serie de indicios que justifican la adicción de la artista, no una comprensión de esa adicción. Cito las citas de palabras de la artista, respecto de las dorgas: “Decía: “nada que siente tan bien puede ser malo”. “Sólo quiero algo de paz”.” Y se registra que fue abandonada por su novio, por su padres y que su madre dijo: “ojalá no hubieras nacido”. Para muchos niños y jóvenes, esas reacciones y sentimientos no son ajenos, y eso estimula la identificación. No se muestran las posibilidades de elección de la artista, por ejemplo, el contraste con otros artistas que no cayeron en las drogas y que sí realizaron una obra tan valiosa. Una lectura para adolescentes debe mostrarles opciones ante la vida.

Por otro lado, artistas que admiramos sin reservas, como Leonardo Da Vinci, han tenido aspectos criticables, si se les aplica el mismo molde de valores. Leonardo Da Vinci trabajaba para dos dictadores de la época y creaba armas para ellos. Sin embargo, esto se oculta y cuando aparece a los ojos críticos de los adolescentes, no se encuentra una reflexión sobre ello.

Es posible que un tratamiento más cuidadoso de la información plantee y despierte en el adolescente la crítica ante las opciones de vida de Joplin y de Leonardo, al mismo tiempo que le haga encontrar los aspectos satisfactorios de sus obras, como un beneficio de la humanidad, ¿no cree usted? ¿es tan difícil que resulta imposible?¿no tenemos las ganas de hacerlo?¿no nos queda esperanza para empezar?

Eres bienvenido a compartir...

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>