Los temas del blog

Dónde está el impacto educativo de las TIC

“(…) el peor puntaje no correspondió a los que eventualmente abandonaron la escuela, sino a los que habían repetido hasta tres veces en tres años seguidos y continuaban en cuarto o quinto grado de primaria. Este resultado sugiere, en contra del sentido común, que los estudiantes que abandonan no lo hacen por mal rendimiento (…). En promedio los estudiantes de todos los grupos mejoraron sus puntajes, pero los que menos lo hicieron fueron los desertores.”[1]

¿Cómo ayudar a los estudiantes de menor rendimiento (entre los cuales se da la mayor tasa de deserción)? Los estudiantes de menor rendimiento conforman, actualmente, una gran mayoría en el sistema educativo nacional peruano. En lo siguiente se sugiere que un determinado enfoque de aprovechamiento de TIC y un énfasis en las capacidades fundamentales de “aprender a aprender” pueden ayudar al respecto.

El impacto de las TIC es transversal, acumulativo, en función del involucramiento del estudiante con las tareas que realiza. En sí mismas, las TIC parece que atraen poderosamente la atención y la concentración del estudiante, porque ellas le muestran lo que puede pensar: hacen tangible sus ideas y sus intereses, con un mínimo de esfuerzo. Sucede como en los videojuegos: cada minuto se incrementa el vínculo. Son las ventajas (o desventajas) del medio. Por otro lado, lo que se aprende en un tipo de TIC se puede trasladar a otro, porque los principios de la interfaz[2] (la comunicación entre artefacto TIC y usuario) son los mismos. Esta realidad se debe aprovechar en la educación y medir su impacto.

Las TIC no involucran sólo artefactos como la computadora o el celular. Desde un punto de vista educativo, es conveniente tener una definición más inclusiva que nos permita profundizar su impacto y hacer más viable su implementación. Esta es la definición de tecnología en la que basamos la propuesta presente:

Actividad social compleja orientada a satisfacer necesidades sociales de calidad de vida específicas buscando optimizar los procesos que se ocupan de esas necesidades sociales, a través de la aplicación de la ciencia moderna.

Es importante anotar que la tecnología escogida para focalizar el esfuerzo del Estado son las TIC (en inglés, ICT, Information and Comunication Technology), definidas entonces como las tecnologías que optimizan o mejoran los procesos de información y de comunicación, que incluye a la tecnología informática. Se asume que las TIC son las tecnologías que proporcionan la capacidad de procesamiento necesaria para cualquier otro tipo de tecnología[3].

No debemos reducir la tecnología a los aparatos y a su manejo. Si bien la tecnología se concreta en artefactos, en componentes de nuestro entorno diario (es decir, la tecnología modifica nuestro contexto de vida), estos artefactos o modificaciones del entorno implican un proceso complejo que supone:

  1. Personas preparadas y dispuestas al aprendizaje continuo
  2. Trabajo en equipo
  3. Actividades de comunicación exitosas
  4. Procesamiento de información eficiente
  5. Procedimientos estandarizados y optimizados de producción a todo nivel
  6. Organizaciones articuladas en función de la gestión del conocimiento, para optimizar la producción
  7. Valores que guían tanto el trabajo de producción de tecnologías como su aplicación

La tecnología es una actividad humana esencialmente “procedimental”[4], es decir, se preocupa por el cómo realizar de una determinada manera un proceso. En específico, esa determinada manera es siempre mejorar el proceso, en otras palabras, el concepto básico de la tecnología es la optimización (o mejoramiento continuo) de procesos.

En términos de lo educativo, definimos un proceso TIC como:

Todo lo que mejore los procesos de información y comunicación con criterios de eficiencia y eficacia es una TIC. El empleo de estadísticas, la investigación operativa, la elaboración de infografías, la aplicación de normas de calidad y eficiencia, el empleo de “líneas de montaje” o de trabajo en equipo, etc. Son ejemplos de procedimientos y estrategias TIC.

Actualmente, en la educación no se presta atención a la optimización (la búsqueda de la eficiencia y la eficacia) en el proceso mismo de enseñanza-aprendizaje. Es un primer espacio para el impacto de las TIC en la educación: ENSEÑANZA Y APRENDIZAJE QUE BUSCA SER EFICIENTE Y EFICAZ.

La competitividad es un asunto muy presente hoy en día. Elevar la competitividad implica el desarrollo de recursos humanos con capacidades para un aprendizaje permanente y en continua evaluación. ¿Cómo contribuye a esto la educación básica? Esto es lo que concluye el premio Nobel de Economía, Robert E. Lucas Jr.[5]

“El principal motor de crecimiento y la acumulación de capital humano – de conocimiento-, y la principal fuente de diferencias de niveles de vida entre las naciones son las diferencias en el capital humano. La acumulación de capital físico desempeñó un papel esencial pero definitivamente secundario. La acumulación de capital humano ocurre en la educación formal (escuelas, colegios, etc.), en los centros de investigación y el proceso de producir bienes y comerciarlos. Poco se sabe sobre la importancia relativa de estos distintos modelos de acumulación, pero para entender los periodos de crecimiento muy rápido de una economía, el aprendizaje en el trabajo me parece, de lejos, el más importante. Para que ese aprendizaje se produzca en forma sostenida, es necesario que los trabajadores y los gerentes asuman continuamente tareas nuevas para ellos, que asciendan continuamente por la “escalera de calidad”, (…)

Las naciones se diferencian en sus procesos de crecimiento económico, el cual, según la cita, se basa en el aprendizaje en el trabajo, es decir, en la capacidad de la población económicamente activa para innovar y adaptarse con rapidez a los cambios en las demandas, en las oportunidades y en la adopción de nuevas formas de trabajo. Pero, y esto es esencial para el presente documento, no puede darse “aprendizaje en el trabajo” si el trabajador no sabe aprender. Ése es el nivel requerido de salida de la escuela: un estudiante que ha aprendido a adquirir conocimiento por sí mismo, es decir, ha adquirido autonomía, eficiencia y eficacia en el aprendizaje.

Con respecto a las capacidades del “aprender a aprender” en el currículo nacional peruano podemos decir que:

  • Existen algunas capacidades, que son planteadas como un contenido de un área curricular, por lo que no se asociadas con un tratamiento uniforme ni se les muestra como generadoras del desarrollo de otras capacidades, o
  • no están presentes en el currículo de manera transversal o no están indicadas de modo específico.

Por ello, los docentes no las reconocen ni las promueven de manera dedicada. Y, como consecuencia, los estudiantes no aprenden a investigar o trabajar en equipo o a producir material educativo de calidad, o si lo hacen, lo hacen de manera particular, en un área curricular y, principalmente, sin aprender a aplicar criterios de eficiencia y eficacia. Aquí se hace evidente la posibilidad de que el aprovechamiento de las TIC dinamicen esta situación, por su ubicuidad y su carácter procedimental y general. Éste es el segundo impacto de las TIC: la CAPACIDAD DE APLICAR PROCEDIMIENTOS, MÉTODOS Y APARATOS PARA APRENDER MÁS RÁPIDO Y MEJOR.

Finalmente, para mencionar un tercer impacto importante, con respecto a la equidad (y a la brecha digital, que en realidad es una brecha social) no debemos olvidar que las TIC son un reconocido MEDIO DE IGUALACIÓN DE OPORTUNIDADES, que implica un mayor efecto con un menor uso de recursos en el menor tiempo posible.

Entonces, los beneficios esperados de la intervención para desarrollar el aprovechamiento de las TIC en la educación nacional se pueden ver en:

  1. Mejor desenvolvimiento laboral en los estudiantes a la salida del sistema educativo nacional
  2. Mejora de “competencia escolar”[6] en los estudiantes de bajo rendimiento
  3. Incremento de oportunidades de aprendizaje en las zonas pobres (hasta alcanzar los niveles de las zonas urbanas y de las IIEE privadas)

Según las posibilidades de contar con resultados indicativos, el primer ítem es una meta a largo plazo (no menos de cinco años), el segundo es una meta de mediano plazo (de dos a tres años) así como la tercera. Con respecto a las dos últimas, se pueden tener resultados tendenciales significativos desde el primer año, siempre que la eficiencia de la intervención no baje del 90%.


[1] Cueto, S. (2004, July 28). Factores predictivos del rendimiento escolar, deserción e ingreso a educación secundaria en una muestra de estudiantes de zonas rurales del Perú. Education Policy Analysis Archives, 12(35), p. 32

[2] El Diccionario de la Real Academia define interfaz así: “(Del ingl. interface, superficie de contacto). 1. f. Inform. Conexión física y funcional entre dos aparatos o sistemas independientes.”

[3] Actualmente, el control de los procesos no se efectúa como una relación directa entre el proceso y el ser humano, sino que se establece una mediación a través de una interfaz, que filtra los parámetros detectados del proceso y los convierte en señales significativas para el ser humano (y viceversa), es decir, la interfaz codifica y decodifica la relación ser humano – proceso real. Esto es posible porque se han desarrollado tecnologías que optimizan el procesamiento de información y de comunicación: las TIC.

[4] Rammert, Werner; La tecnología, sus formas y las diferencias de los medios. Hacia una teoria social pragmática de la tecnificación, en Scripta Nova, Enero 15, 2001, nº 80

[5] Lucas, Robert Jr., Lecturas sobre crecimiento económico, 2002, capítulo 3, p. 150-1

[6] Entendido esto como aprovechamiento de las oportunidades de aprendizaje y no como incremento de rendimiento o puntuación absoluta en pruebas de áreas curriculares específicas. Es un concepto relacional. No se implica en este concepto que exista una capacidad para ello, sino que es la articulación de capacidades, actitudes y conocimientos que permite el aprovechamiento descrito. Esto ha partido de una adaptación y extrapolación de la convergencia de dos conceptos de otras áreas: “competitividad” y “resiliencia”. Se toma el concepto de “oportunidades de aprendizaje” desde los trabajos de CUETO et alia (2004) sobre rendimiento escolar en matemática, que, a su vez, refieren a Mc Donnell, L. (1995). Opportunity to Learn as a research Concept and a Policy Instrument. Educational Evaluation and Policy Analisis, 17 (3)

Eres bienvenido a compartir...

1 comment to Dónde está el impacto educativo de las TIC

  • ROXANA CECILIA DEL VALLE BALLON

    De acuerdo con tus aportes, gracias! De acuerdo también con la importancia de las TIC y el deseado impacto. Sin embargo, es esencial contar con un docente competente en TIC para darles el mejor uso, comprometido vocacionalmente para perseverar en el intento, convencido en la educación como “palanca de cambio” para no dejarse vencer si el cambio demora, convencido en la potencialidad de uso de las TIC para la enseñanza/aprendizaje …
    Esto además supone un Estado que los apoya, que invierte en ellos como su más valioso recurso y una comunidad que aún confía… Tenemos este reto … además!!

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>