Los temas del blog

Web 1.0 y Web 2.0

Hoy día tuve una experiencia recalcitrante. No dolorosa pero sí llamativa. Fui a reunirme con un grupo de docentes en una institución de nuesto proyecto, ése donde trabajo. El asunto era que tendríamos una actualización. Una especie de “upgrade”. Ellos estaban entusiastas, como de costumbre. Incluso estaba una de sus autoridades. Y vino el presidente de la asociación de padres de familia. Era necesario para “sensibilizar” sobre las ventajas de las TIC. Uno puede llegarse a sentir un apóstol (que no quiero llegar a eso, porque luego puedo seguir ascendiendo y llegar a “mártir”). La reunión era buena, el escenario estaba dispuesto para alcanzar la meta.

En mi emocionada cabalgata hacia la perfección, les mencioné esto de la web 2.0, como una segunda fase en que los usuarios, es decir, (ahí los miraba a todos) “todos los presentes”, pues cada uno estaba en su computadora, alcanzaba el pináculo y participaban en la construcción de la web misma, a través de la generación de contenidos. ¡Chispas! Ciertamente, a punto de los ojos en blanco.

Entonces, empezamos a concretar el asunto. Y sucedió algo que me desconcertó, honestamente. Los profesores me decían que tenían correo electrónico. Yo había explicado que los servicios iniciales de la web, como el correo electrónico y la mensajería en línea eran base para tratar procesos de información y comunicación, que en la web 2.0 se desarrollan servicios para la producción de contenidos, en nuestro caso, materiales educativos y que esa era la distinción y la ventaja de la web 2.0 en el campo educativo, es decir, se facilita la producción de contenidos de tal forma, que se integran actividades educativas con facilidad, por ejemplo, se mezcla investigación y trabajo en equipo, así como se mezcla (”mashup”) los servicios de mapas globales, de búsqueda y de administración de fotos digitales. Por eso es que iba a comenzar nuestro recorrido por la web 2.0 por los blogs.

Entonces… empiezan a inscribirse y escriben su correo electrónico. Por mala suerte, la mayoría (eran 10), excepto 2 colegas, escriben e-mail con dominio “hotmail”. Les digo que abran su correo electrónico y esperen el mensaje de activación. Sucede que me dicen que no llega, aunque esperamos algunos minutos. Esto no suele suceder. Y no era la velocidad de acceso. Los colegas que escribrieron cuentas de yahoo o gmail, recibieron sus mensajes y activaron sus blogs. ¿Qué sucedía?

Realmente, no tenían experiencia de uso de correo electrónico. Algunos lo tenían, por una especie de costumbre difundida y la necesidad de decir que lo tenían. Pero no le daban uso. Otros habían abierto el MSN para ver su correo. Es decir, creaban el correo para utilizar la mensajería en línea, es decir, para “chatear”. Les era más útil el contacto inmediato, claro. O era más familiar, probablemente nunca hayamos estado acostumbrados a escribir “cartas” en el sentido tradicional, cartas manuscritas. Podríamos decir que el primer paso a la web 2.0 estaba bloqueado por la apropiación incompleta de la web 1.0, al parecer.

Pero eso sería una interpretación simplista. Los profesores no usaban el correo porque no les era útil o nunca habían visto o se les había mostrado sus ventajas. Y, por otro lado, con el nivel de vida bajo que tienen los profesores (aquí en el Perú, ganan 300 dólares al mes más o menos, si tienen todas sus horas completas), el acceso a las TIC no puede ser frecuente (aunque la hora de conexión en una cabina pública no pasa de los 30 centavos de dólar y proliferan -ante la escuela a la que fui había 3). Es lógico que utilicen la mensajería en vez del correo, por la respuesta inmediata. Es lógico que no muestren facilidad en entender las distintas interfaces de los distintos servicios por los que deben pasar, dado que no utilizan más que dos o tres, sobre seguro. Es más bien la tarea nuestra, la de quienes queremos que se actualicen, la de acercar esas posibilidades. En mi caso, debí asegurarme previamente su dominio o entendimiento de la web 1.0. Por ejemplo, debería hacer una prueba de entrada y no lanzarme alegremente a lo que me gusta. No estoy haciendo propaganda o publicidad de un producto (y ni aún así) en el que no exista vínculo personal con ellos. Existe ese vínculo personal desde que me he comprometido a una tarea docente. Debo asegurarme que pueden seguir el camino del descubrimiento de la web 2.0, o de las TIC o de aquello que yo creo que es valioso.

No termino con una nota pesimista. Al ver lo fácil que es “publicar”, lo bonito que queda sin tener que saber nada de diseño web, al ver la posibilidad de tener comentarios, los profesores empezaron a exigir más. He quedado en volver, de todas maneras, con algo más de sabiduría.

Eres bienvenido a compartir...

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>