Los temas del blog

Software para escribir o redactar

TodoNo es lo mismo escribir que redactar. Lo primero es un acto libre de fijación de las ideas es una forma objetiva, lo segundo es una adecuación de las ideas a otras mentes a través de la escritura.

Un diario personal no se redacta, un artículo peridístico sí. Una carta personal se escribe, pero hay que redactar apropiadamente una carta de negocios. Estos son los hechos.

Diario y carta personal son textos que no van a ser juzgados y entendidos públicamente, más bien van a ser comprendidos. Quien los lee no le pide al emisor que se lo ponga fácil, va a querer inmediatez, sinceridad, autenticidad. Es real una carta manuscrita, nunca se me ha ocurrido [no sé si sea factible] enviar una carta impresa a un amigo. La máquina de escribir o la impresora-procesador de textos computadorizado despersonalizan, y la carta es una conversación dilatada entre dos amigos. Siempre que no sea de negocios. De un diario no hay que decir: es la summa personal, íntima. Para asegurarse que lo sea lo escondemos, lo mimetizamos, lo guardamos en el disco duro de la computadora con una palabra clave [password]. No importa en qué se materialice nuestra intimidad, pero el texto “diario” sólo debe ser visto y entendido por el autor. No es necesario ponerle cuidado en que se le entienda: hay diarios indescifrables, costosamente comprensibles. En eso radica la individualidad -la densidad de lo personal-, es la difultad real de conocer al otro [ser humano].

Conclusión: escribir es el acto expresivo, redactar es el acto comunicativo. Se les puede separar relativamente.

En este contexto, encontrar software que nos ayude a redactar significa encontrar software que ordene nuestra escritura en relación con el objetivo social que nos proponemos, generalmente formal. Eso significa software que nos dé “método” para desarrollar un texto estructurado según ciertas características y para cierto público específico. Así, tenemos software que nos ayuda a “versificar”, otro software que nos ayuda a hacer “guiones de teatro” o “novelas” o “cuentos”.

En el primer caso tenemos a SÍLABAS que nos permite apreciar la versificación MIENTRAS se escribe o el Diccionario de Rimas (aparte del que encuentran en la misma dirección anterior, hay otro en http://www.cronopista.com/), ambos para apoyar la versificación. Recordemos que “versificar” no es sinónimo de “hacer poesía” (escribir poemas).

En el segundo caso tenemos a yWriter2 http://www.spacejock.com/yWriter.html y a Celtx http://www.celtx.com. El primero es un procesador de textos dirigido a la creación de novelas. Cada capítulo de la novela se guarda en un archivo distinto e yWriter2 se encarga de gestionar el proyecto, permitiendo la creación de resúmenes, copias de seguridad, reordenar escenas, crear diagramas visuales, etc., y el segundo ayuda a generar guiones de teatro.

En cambio, si queremos desarrollar la escritura como expresión, no es fácil encontrar programas que incentiven este aspecto, porque deberían ser programas que ayuden a encontrar “el estilo personal” y explorar la “creatividad con el lenguaje”. Una manera de encontrar nuestro estilo personal es saber nuestras preferencias al escribir, como por ejemplo qué tipos de palabras empleamos con más frecuencia o cómo son nuestras oraciones. Algo así podemos tener con un software llamado TEXTSTAT http://neon.niederlandistik.fu-berlin.de/en/textstat/, que es un programa de análisis de textos. A partir de archivos de texto (ASCII, HTML, MS Word, OpenOffice.org), TextSTAT construye listas de frecuencias de palabras y concordancias, con lo que podemos empezar a mirar de otro modo nuestro lenguaje.

Otra forma de incentivar la escritura creativa es “escritura en grupo”, pero sin papel, sino a través de MoonEdit http://moonedit.com/indexen.htm, que es un editor colaborativo, que permite que varias personas editen simultáneamente el mismo documento a través de Internet o la intranet del aula. Si éste es muy complicado, siempre podemos usar la mensajería en línea (con Gaim antes que con Messenger, claro) y guardar la conversación como un borrador para un texto futuro. Por cierto, hay software de escritura colaborativa en línea, como WhiteBoard.

No he mencionado diccionarios o sitios web que dan recetas u orientaciones mejores o peores sobre el tema, porque son recursos que todos encontramos con relativa facilidad.

Eres bienvenido a compartir...

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>