Los temas del blog

¿Todos podemos hacer "creación literaria"?

gutenbergUna sensación que tienen nuestros estudiantes y que compartimos los docentes, sin confesarla, es la incomodidad que sentimos muy adentro cuando nos piden realizar una “creación literaria”. ¿Acaso no son creaciones que sólo los poetas, novelistas y similares pueden realizar? ¿Qué puedo hacer yo que merezca ese nombre? Creo que desvanecer esta sensación es la primera tarea que debemos emprender para romper el hielo dentro de nuestros estudiantes y dentro de nosotros.

69224715 c2bbb5cf84 oEse “temor tímido” que tenemos nace de una idea errónea de la cultura: “la cultura la heredamos o la desarrollan las grandes lumbreras de nuestra sociedad”. La cultura la hacemos todos, unos más dedicados que otros. Cuando un chico inventa un apodo o sobrenombre, o fastidia a su amigo, con cariño, haciendo una comparación, está creando cultura, que, si tiene suerte y recoge una manera de sentir general, se convierte en una denominación común. Eso podría haber sucedido con “chato”, “flaco” y similares. Nadie sabe cual invención lingüística se transformará en acervo común, y finalmente, llega a ser expresión de la sociedad. Y eso es la cultura: los modos de hablar, las ideas más frecuentes, la forma que adoptan los objetos utilitarios, etc.

Entonces, regresando a la “creación literaria”, ésta existe cuando se dan dos hechos:

  1. Tengo una experiencia personal que deseo expresar, relacionada con una realidad que comparto con mi grupo o con el mundo, por ejemplo: percibo las fiestas como si tuviera que nadar, como cuando me pierdo en el bosque, o como cuando estoy en medio de un mercado. Esa experiencia personal es única, porque los matices no son iguales en todos, pero es compartible. Para alcanzar ese grado de detalle, necesitamos una riqueza de estímulos a los alumnos, y necesitamos desarrollar sus capacidades de recordar vivencias y de asociar estímulos distintos a esas vivencias.

  2. A esa primera condición se agrega una segunda: necesito expresar esa experiencia a través del lenguaje, de manera que me comprendan (algo, no todo, porque todo es imposible). Y tengo que decirlo de manera que mis expresiones sean “propias de mí”, es decir, que sean originales. Y eso se consigue después de oír y leer otras expresiones sobre el mismo tema, porque las palabras y las oraciones que escojo pueden parecerse o diferenciarse de mis lecturas, pero el resultado final es mi elección. Aquí interviene la idea del estilo: el estilo es la elección lingüística que hago, referida a mis posibilidades y a las lecturas conocidas. Poco a poco voy encontrando mi estilo.

Si unimos estas dos condiciones, que deben darse a través de estrategias distintas pero convergentes, el estudiante se sentirá con la seguridad de elaborar una creación literaria. Y nosotros también, creo yo.

Eres bienvenido a compartir...

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>