Los temas del blog

Democracia representativa, TIC y Arte

Moon Viewing Point

Hace poco encontré por el feisbuc una web argentina (gracias, Ale Parada) que ofrecía un servicio singular: encuentra el congresista que mejor te representa. Para ello, leías 30 proyectos de ley y votabas, luego, te daba la lista de los congresistas que votaron como tú en todos ellos, o los que más se acercaron. Esta curiosa herramienta te permite confirmar tu intención de voto, es decir, como resultado de la campaña electoral fuiste sometido a un embate publicitario que exponía las bondades de los postulantes y por alguna razón, más o menos consciente, marcaste en la cédula de votación lo necesario para favorecer a tu favorito. Luego, ibas siguiendo ocasionalmente eventos periodísticos o noticieros que algo decían sobre cómo se gestionaba tu voto, cómo actuaban en tu nombre. Y cada cierto tiempo ibas a realizar ese ritual democrático con la esperanza secreta de que acertaras o con el ánimo deprimido porque nunca lo hacías. En otras palabras, perdías muchas veces tu voto porque dabas un cheque en blanco que nunca podías confirmar que resultara según lo que esperaste.

Como las TIC están orientadas a mejorar los procesos de información y comunicación, proporcionan información con mayor celeridad y también con mayor relevancia. Con respecto a lo primero, te enteras más rápido de lo que hacen los congresistas. Eso es bueno. Te informan y encuentras información que te ayuda a decidir en la siguiente votación. Pero las TIC saben hacer otros trucos. Te ayudan a gestionar e interactuar con la información. ¿Cómo sabrías que el congresista que ganó tu voto realmente te representa?  Tendrías que hacerle el seguimiento de sus actuaciones, lo cual es farragoso. Pero las TIC te socorren con la herramienta que mencioné arriba. Recogen la información relevante según un concepto de representatividad más o menos compartido: alguien te representa si hace lo que tú harias en una situación. Es decir, las TIC organizan información segun lo que necesitas y te facilitan acceder a ella. En este sentido, en la medida que se creen más herramientas como la mencionada, las TIC promueven la democracia, la interacción, la horizontalidad.OJ Mouse and the box of mystery

Eso, en la medida que existan más herramientas como la mencionada, solo así. No se crean muchas o hay poca gente interesada en crearlas porque… bueno, hay muchas razones, desde las más conspirativas hasta las que se basan en la ley del mínimo esfuerzo como parte de la naturaleza humana. En parte, creo, es que no es fácil convertir conceptos en herramientas. Y esta capacidad no es abundante. Conectar con frecuencia lo concreto del día a día con abstracciones como reglas, ideas y conceptos es un trabajo que vive en dos mundos. En el mundo del intelecto, se camina entre teorías y libros, y tanto que muchas veces se olvida que se crearon para hacer algo en el mundo. Es un vecindario con esos enrejados o enramadas hechas de palabras y objetos culturales, tendencias, innovaciones y demás. Cuando estamos preocupados por la familia, el trabajo, las actividades sociales, ya es difícil cumplir con tareas y encontrar espacio y tiempo para desahogarse y relajarse, dejar de preocuparse y vivir “de verdad”, como que se emplea gran parte de su existencia en hacer lo que no se quiere o se hace lo que se quiere de la manera que no se quiere o dependiendo de otros. Es decir, aquello que nos humaniza no es fácil de encontrar en la vida de trabajo actual (o la humana, desde que se sentenció al ser humano a ganar el pan con el sudor de su frente). Así que vivir en ambos mundos es complicado.

Ahora, es curioso que en relación a la idea de representatividad y la idea de creación significativa aparezca el arte como una línea que nos ayuda a pensar mejor. ¿Cómo así? Bueno, los objetos artísticos se interpretan siempre, es decir, representan algo que hay que definir por medio de una operación compleja llamada “interpretación”, sea la interpretación de un pianista o nuestra lectura de un poema o la experiencia de ver una escultura o pintura (figurativa o no). Por otro lado, los artistas están en ambos mundos: el intelectual y el no intelectual, porque traducen en términos parecidos a los que encontramos en la vida cotidiana una serie de experiencias más o menos complejas o perspectivas inusuales sobre experiencias comunes.

So don't sing me the songs about the good timesNo es extraño, por otro lado, que la creatividad se dispare con las herramientas de las TIC, porque también conectan esos dos mundos de una manera rápida de comprender. Estuve probando en mi smartphone una herramienta para modificar las fotos que tomaba, a las que aplicaba efectos de todo tipo y me permitía encontrar la forma de presentar la foto que me parecía más significativa, es decir, que me ayudaba a expresar lo que experimenté. Facilito. La cuestión técnica, que impide muchas veces conectar la experiencia mía con la de otros y que es la que lleva cierto tiempo dominar, se simplificaba para concentrarme en la expresividad de mi intento. En este sentido, la herramienta me ayudaba a representarme.

 

Este tipo de herramientas, que transforman conceptos (sean técnicas artísticas o necesidades poíticas) en algo directamente aplicable a las situaciones, es lo que convierte a las TIC en la base de otra mentalidad, una mentalidad basada en la esencia del arte: la integración de lo abstracto y lo concreto a través de la proyección operada por aplicaciones y que permite articular las experiencias con facilidad para expresarlas. No es solo la ubicuidad o extrema movilidad espacial y temporal lo que caracteriza a las TIC, es su capacidad creativa, su potencial meta-cognitivo, es decir, la traslación o conversión de lo privado en público o viceversa, más allá de la escritura y más cerca de nuestra imaginación. Las TIC hacen posible un cambio paradigmático en la mentalidad de la sociedad: en tanto artistas, todos podemos vivir una vida más plenas e integrada.

Eres bienvenido a compartir...

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>