Los temas del blog

La tecnologia no es una herramienta

Leemos y escuchamos siempre: “el blog es una herramienta educativa“, “clic es un instrumento útil para la educación“, “el procesador de textos hace la vida educativa más fácil“, “internet nos sirve para que los alumnos encuentren información“, etc. Después de este aluvión de frases es fácil llegar a la conclusión totalmente equivocada que “la tecnología es una herramienta“. Y nos quedamos de nuevo en la superficie. Y nos quedamos de nuevo en una falsa relación entre educación y tecnología. Nos quedamos en la idea común sin sentido común.

Es evidente que la tecnología no es una herramienta. Pero lo sentimos así. Por eso es que no hacemos tecnología. Simplemente la consumimos. No la vivimos, aunque la tecnología es una forma de vida. No participamos de ella, aunque la tecnología es una actividad social. Solo la usamos. Perdón, no usamos la tecnología, sólo sus aparatos. Y si esto es así, ser un “ser tecnológico” significa… “un ser que manipula, debido a misteriosas y mágicas conexiones neuronales, botones y palancas para producir el efecto deseado: un pastilla de azúcar o un momento de placer”.

La tecnología es una actividad social y una forma de vida. Como forma de vida (o visión de mundo, en la onda de Dilthey), la tecnología ordena la realidad en función del cómo. Es decir, un ser tecnológico busca la manera de las experiencias, la manera que sean óptimas, perfectas o casi, maneras que se mejoran a sí mismas. De ahí su preferencia por los procedimientos, los resultados, los métodos. Entonces, puede existir tecnología de toda experiencia humana, como de la poesía (digamos, los formalistas, los parnasianos, y más, claro) o la religión (los ritualistas, los encadenadores de embrujos, etc.). Claro que ésa es no es la forma en que la tecnología se da ahora. Alguien me dirá que confundo “técnica” con “tecnología”. No, si decido llamar “tecnología” a una forma de vida y “técnica” a la manera en sí. Y en eso estaría siguiendo a mucha gente. Siempre que esa optimización de las maneras que es el eje de la tecnología siempre se nutra del mejor conocimiento obtenible de la época, no de la subjetividad o de las sensaciones. Debe existir un criterio de intersubjetividad que rije esa optimización, sino se convierte en moda, estilo, deseo.

La tecnología como actividad social no ha sido posible de apreciar hasta cuando la Revolución Industrial convirtió la ciencia en un medio de cohesión o definición de una civilización y una sociedad. Antes no ha tenido oportunidad para mostrarse sino como una veta en los quehaceres colectivos, no como una capa fundante. Al ser la ciencia aquéllo que da forma a la civilización occidental desde el Iluminismo, la tecnología congrega grupos humanos abundantes y con una clara definición de su particularidad. Casi podría decirse que “ser tecnológico” deviene en clase social. Bueno, eso es otro debate. Baste aquí decir que los ingenieros y los médicos, los abogados y los empresarios se guían por un criterio de optmización y de racionalidad (no siempre de “razonabilidad”, aclaro). Son miembros de esos grandes grupos humanos que construyen la sociedad para que sea óptima, eficaz, eficiente.

La ciudadanía integral a la que aspiramos como personas en sociedad no debe reducirse a ser miembros eficientes de la sociedad. Si la tecnología es una actividad social y una forma de vida, no es la única que mantiene la sociedad. Y si usamos la tecnología, sin pensar en todo esto que implica, entonces nosotros seremos la herramienta para la tecnología.

(Confieso que tengo mucho de “ser tecnológico” en mí: prefiero zambullirme en formas de hacer las cosas, descubrir nuevas maneras, explorar nuevo software, etc. Incluso al escribir poemas. Incluso en mis relaciones personales. Pero también siento que eso no es suficiente para vivir).

Eres bienvenido a compartir...

1 comment to La tecnologia no es una herramienta

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>